Foto

NOTICIAS CENTRO HOMINUM

Con 55 años y una enfermedad incurable, Esther llegó a pedir que pusieran fin definitivamente a su sufrimiento. Ahora, ha recuperado la esperanza​. Una historia relatada por Carmen Labayen en COPE.

 

 

 

 

Comparte la noticia